top of page

Ignora tu emociones = el cuerpo habla

Si tu vida va muy rápido y tienes poco tiempo para ti, para estar conectado con lo que te pasa, hoy te quiero hablar de otras consecuencias que puedes no conocer.


Hasta hace poco tiempo se pensaba que las emociones estaban alojadas en el cerebro, como si fuera una cosa separada del cuerpo.


En años recientes se ha encontrado que esas emociones se “conectan” con diferentes partes del cuerpo u órganos a través del sistema nervioso central (los nervios) y por ende las emociones y el cuerpo están físicamente conectados.


 

HOY EN 10 MINUTOS O MENOS APRENDERÁS…

  • Qué le pasa al cuerpo cuando no regulo mis emociones

  • Cómo evitar enfermedades físicas y de salud mental

  • Guía para armar tu rutina de regulación emocional diaria


 

¿Qué le pasa al cuerpo cuando no regulo mis emociones?


Empecemos por el inicio.

Regulación Emocional es la capacidad de calmar emociones fuertes como enojo, frustración o tristeza. Es decir, que en vez de “tragármelas” o ignorarlas o explotar, tengo la capacidad de sentirlas y usar herramientas para ir calmándolas hasta que se vayan.

Cuando yo no sé regular mis emociones, pasarán a través de los nervios del cuerpo desde el cerebro hasta un órgano u otra parte.


Como por ejemplo podrás recordar que cuando eras pequeño y tenías que dar una charla en el colegio y tenías miedo (la emoción), te daba dolor de estómago (la emoción ubicada en alguna parte del cuerpo). O cuando estabas muy enojado (emoción) las orejas se te ponían calientes, se aceleraba tu corazón y tenías ganas de gritar (la emoción conectada con el cuerpo).


El problema con que las emociones pasen a través del cuerpo es que la emoción se queda allí, en ese órgano y no logra salir del organismo.


Por ejemplo cuando una persona tiene constantes problemas estomacales porque todo el tiempo tiene ansiedad, o sufre de presión alta o dolores de cabeza porque no logra bajar su nivel de estrés.


Por otro lado, la gente que ignora las emociones, que ni en el cuerpo se le presenta la emoción, se está disociando (desconectado para no sentir, es un mecanismo de defensa) que traerá enfermedades aún peores con el tiempo por la cantidad de emociones reprimidas que la persona carga.


Con lo cual, si no te ocupas de aprender a regular tus emociones vivirás con condiciones de salud molestas o hasta incapacitantes.



Si hasta aquí este contenido es de valor para ti y quieres trabajar en tu Salud Mental, suscríbete!




Cómo evitar enfermedades físicas y de salud mental


Para evitar enfermar por temas de salud física o salud mental, tendrá que ocurrir lo siguiente:

  1. Reconocer cómo se llama la emoción que sientes (o varias)

  2. Identificar en qué parte de tu cuerpo lo sientes

  3. Cuando lo sientes utilizar herramientas de regulación para calmar la emoción

  4. DIARIAMENTE hacer regulación emocional de forma preventiva



Paso I: Reconocer el nombre de la emoción


Podrás tener una o varias emociones al mismo tiempo, a lo largo del día, en cada momento.


Algunos ejemplos: cuando te levantas con sueño (¿cómo se siente eso?), cuando quieres hacer tu desayuno favorito y te falta un ingrediente (¿cómo se siente eso?), cuando te quieres bañar con agua caliente y se daño el calentador (¿cómo se siente eso?)…. y eso sólo fue la mañana!

Cada vez que vayan pasando eventos practica identificando el nombre: enojo, frustración, molestia, incomodidad, presión, vergüenza, culpa, dolor, tristeza, alegría, felicidad, satisfacción, calma, expectativa, etc.

Paso II: Identificar en qué parte del cuerpo sientes la emoción


Para hacer esto, cierra los ojos y rastrea de la cabeza hasta los pies a dónde sientes calor o frío, presión, incomodidad, molestia o cosquilleo.


Si sientes un vacío, describe ese vacío cómo es.


En la parte del cuerpo en dónde lo sientes, allí se está ubicando la emoción; con lo cual te hará un síntoma allí de no regular las emociones.


Por ejemplo: si la sensación es en los hombres/cuello, el síntoma será dolor muscular; si la sensación fue en el pecho podrás tener dificultades para respirar o taquicardia; si la sensación fue en el estómago es posible que aparezca dolor de estómago o problemas intestinales.


Paso III: Utiliza herramientas de regulación de emociones


A. Para calmar las emociones “suaves” como tristeza, dolor, angustia, confusión, desesperanza, etc. puedes utilizar las siguientes herramientas:


  1. Escribir tus emociones en un diario de emociones mínimo 20 minutos. Pensarás en el evento y escribe cómo te sentiste.

  2. Practica mindfulness (estar en el momento presente) con una audio de guía de 15 minutos - buscar en youtube -.

  3. Toma un baño de agua caliente, abrázate o arrópate con una manta caliente.

  4. Practica arteterapia -arte en el que expreses tus emociones del momento-.



B. Para calmar las emociones más “fuertes” como mucho enojo, frustración o ira será importante mover el cuerpo a alta velocidad hasta que se calme, por ejemplo: sal a correr, saltar en el mismo lugar, hacer pechadas o sentadillas, boxear, bailar con música de tu gusto.


Luego de 15 minutos de mover el cuerpo a alta intensidad que se sienta más tranquilo, podrás usar una de las herramientas anteriores.



C. Para sentir tus emociones, en caso de que estés desconectado(a) y están pasando eventos que sabes que deberías sentir pero no aparece ninguna emoción o sensación en el cuerpo, te comparto este artículo Reconéctate con tus Emociones, con los ejercicios a practicar.



Paso IV: Regulación Emocional diaria


La mayor efectividad que tiene la regulación emocional es cuando se practica con rutina diaria y NO frente a la crisis como un ataque de ansiedad. Es por esto que será importante que practiques lo siguiente todos los días:


  • Journaling o diario de emociones: 20 minutos al día antes de dormir

  • Mindfulness (estar presente): mínimo 1 audio diario de 15 minutos

  • Arteterapia: pintar tus emociones

  • Earthing: tocar la tierra con los pies descalzos por 20 minutos

  • Tomar sol: 15 minutos con el sol de la mañana dándote en la cara

  • Caminar mínimo 20 minutos al día (u otro ejercicio).

  • Comer frutas y vegetales, no azúcar, químicos o procesados.

  • Dormir 8 horas al día.

El meter todas estas herramientas en tu agenda diaria ayudará que cuando aparezcan emociones negativas no sean tan grandes, entiendas mejor que te ocurre y sea más fácil regularlas; reduciendo así tu posibilidad de desarrollar una enfermedad física o mental.

Te regalo mi E-Book de Regulación Emocional para información más detallada de cómo implementarlo.

Cuando ignoras tus emociones
Cuando ignoras tus emociones

Guía para armar tu Rutina de Regulación Emocional Diaria


A todos los seres humanos nos cuesta armar rutinas para nosotros al menos que tengamos una “compensación” directa como "si no me levanto para ir al trabajo no me pagarán y me moriré de hambre"…. cuando el riesgo no es tan cercano ni evidente tendemos a no priorizarnos.


Considera que será más importante tu regulación emocional que incluso tu salario porque si no tienes salud física o mental no podrás trabajar o incluso será una desgracia para tu familia que tengas una enfermedad grave o al final fallezcas y ni mencionar que al día siguiente el departamento de recursos humanos estará buscando tu reemplazo.


Guía para armar tu rutina
  • Describe por qué lo vas a hacer y qué va a pasar si no lo haces.

En la mañana:

  1. Desayuna alimentos sin grasa, azúcar o químicos. Utiliza frutas, vegetales, proteína y granos.

  2. Ten suficiente tiempo para hacer tus cosas antes de trabajar, nada de empezar corriendo.

  3. Trata de meditar temprano u orar, cuando todos aún duermen.

  4. Trata de caminar o hacer tu rutina de ejercicios temprano, porque la mayoría de las tardes se complican.

  5. Cuando salgas toma sol.

Al mediodía:

  1. Come en calma (nuevamente alimentos sanos), sin apuro, sin celular y sin trabajar. Saborea la comida y respira.

En la tarde:

  1. Si te es posible al salir del trabajo camina por un área verde, idealmente quítate los zapatos en la hierba por 20 minutos.

  2. Tómate el tiempo para estar en familia y hacer cosas que te gusten.

  3. Cena con calma, poco, y saludable. Máximo una hora antes de dormir.

  4. Según tu hora de irte a dormir (para descansar 8 horas) no veas pantallas 1 hora antes y en ese tiempo puedes darte un baño con agua tibia, leer un libro, meditar, escribir en tu diario de emociones o pintar.

Cero expectativas de que te salga todo perfecto!


Es una nueva vida que tratarás de aprender en la que irás más lento y te ocuparás de tus emociones y tu cuerpo, llevará tiempo y es importante que no te culpes o avergüences cuando no salga super perfecto. Haz lo mejor que puedas un día a la vez.



 

Otros tema que puede ser de tu interés:


 

LIBRERÍA

El Libro Quién Soy Yo lo he creado para que comiences un proceso de autodescubrimiento individual en casa, a tu ritmo y sin sentirte observado(a) por nadie. Te ayudará a trabajar los pasos iniciales de lo temas asociados a pensamientos irracionales, traumas infantiles y sanación emocional.


 

Wanda Bennasar

Psicóloga Clínica y Psicoterapeuta Sistémica y de Trauma (EMDR)

Contacto: wbennasar@gmail.com / +507 6679-2006 (Panamá)



Comments


bottom of page