top of page

El cerebro que vive en modo "ALERTA"

Muchas personas a nivel mundial pueden tener una vida “normal” sin darse cuenta que muchos de sus pensamientos, emociones o conductas son característicos del modo alerta del cerebro, hoy te cuento más.


Nos referimos al modo alerta cuando el cerebro ha experimentado alguna o varias situaciones dolorosas o traumáticas sin resolver. Con lo cual el cerebro empieza a funcionar como si tuviera que estar hipervigilante e hiperalerta todo el tiempo (incluso al dormir) para poder defenderse de una potencial amenaza.


Y a pesar de que podemos seguir funcionando “normalmente” la realidad es que vivir con el botón de alerta encendido tiene muchas consecuencias negativas para una persona.


 

HOY EN 10 MINUTOS O MENOS APRENDERÁS…

  • ¿Cómo se origina el estado de alerta del cerebro?

  • ¿Cómo puedo notar los signos?

  • Estrategias para salir del modo alerta


 

¿Cómo se origina el estado de alerta del cerebro?


Frente a una situación estresante, dolorosa o de riesgo ya sea en la infancia, adolescencia o adultez el cerebro tiene 4 formas de responder para protegerse y sobrevivir (que es su función principal):


  1. Me puedo congelar en el momento. Significa que no puedo hablar, no puedo tomar acciones, no puedo pensar o me escondo.

Si pensamos en un niño que vive violencia doméstica en casa puede ser que se esconda debajo de la cama o se orine y si pensamos en un adulto que fue despedido de su empleo puede ser que no logre aplicar a otros.

Me puedo ir de la situación. Esto significa que físicamente voy a salir del lugar en donde está el potencial peligro para ponerse a salvo.

En la infancia es más difícil porque los niños no tienen a donde ir si ocurre un evento adverso (aunque algunos se van a la calle) pero en la adolescencia y adultez puede ser irse de casa cuando hay maltrato, renunciar abruptamente cuando es agredido por un jefe o dejar a una persona hablando sola cuando le está gritando.

  1. Puedo complacer. para evitar consecuencias negativas. La complacencia busca evitar el conflicto o no dejar de recibir amor.

Por ejemplo el niño que trata de tener todo en orden y limpio cuando llegue la madre a casa para evitar que se enoje o el adolescente que no habla de sus ganas de salir a una fiesta para evitar la confrontación entre los padres. En la adultez puede darse cuando accedo a tener relaciones aunque no tengo ganas para que mi pareja no se moleste (o decepcione o me deje de querer).

  1. Puedo pelear. La pelea puede ser física o verbal cuando el niño, adolescente o adulto sienta que tiene que defenderse en una situación de riesgo.

Como cuando un adolescente regresa un golpe que le dieron sus padres en casa o cuando la aseguradora te roba un dinero que discutes con el gerente del área por su falta de ética. 

Cuando ocurre la situación y el cerebro activa alguna de estas 4 formas de responder puede ser que el evento sea procesado internamente y se sienta resuelto o puede ser, sobre todo en congelamiento y complacencia, que se sintió inconcluso y el evento quedó identificado como un evento traumático.


Al quedar registrado como un evento traumático, el cerebro identifica los patrones de ese evento para estar “alerta” e identificar cuando se presenten para que pueda protegerte.


Un ejemplo sería:

Una persona que en su infancia recibió gritos de una maestra que era canosa y con un tono de voz agudo, tenderá a reaccionar con miedo, ansiedad o enojo frente a mujeres con esas características físicas en su adultez (aunque la persona no lo esté agrediendo).


Significa que el cerebro se mantiene en “alerta” y si los patrones son parecidos entonces utilizará los pensamientos, emociones y acciones para reaccionar frente a este peligro.



Si hasta aquí este contenido es de valor para ti y quieres trabajar en tu Salud Mental, suscríbete!




¿Cómo puedo notar los signos?


Frente a una alerta de peligro el cerebro activa tres partes:


  1. Pensamientos que suelen ser irracionales en donde me imagino escenarios fatales, conversaciones a futuro y resultados negativos con el fin de que yo me prepare para múltiples escenarios posibles. 


Efectivamente cuando estos escenarios no están basados en hechos concretos, sino en hipótesis de mi mente se refieren a una forma de tu cerebro de protegerte. Te comparto esta guía para aprender más sobre cómo manejar Pensamientos Irracionales.


  1. Las emociones suelen ser muy grandes y explosivas frente a un evento que parece algo muy sencillo para otras personas. Lo que normalmente sentirás es mucha desregulación emocional como ansiedad, enojo, frustración, tristeza o miedo y sentirás que tu cuerpo genera un síntoma como dolor de estómago, dolor de cabeza, musculatura tensa, aumento de presión arterial, etc.

  2. Tomas una acción rápida e impulsiva. Suele pasar que como no media el pensamiento irracional, tenderás a tomar acciones ya sea contra la persona (pelea) o te saldrás del lugar o te quedarás congelado. Todo basado en este sentido de alerta y no en hechos reales.


El cerebro en alerta
El cerebro en alerta

Estrategias para salir del modo de "alerta"


Lo primero es darte cuenta que estás funcionando en modo alerta al mirar con detenimiento cómo estás pensando, sintiendo o actuando en ciertas situaciones que para otras personas podrían ser de calma. 


Luego de esto es importante que identifiques el detonador, busca en tus recuerdos cuando fue la primera vez que te sentiste en riesgo con algunas situación parecida a la actual que te pone en modo alerta; ya sea en tu infancia, adolescencia o adultez y trata de recordar cómo te sentiste, qué pensaste y cómo actuaste en esa primera situación.


El tercer paso será regular tus emociones y no atacar o maltratar a la persona que te genera el trigger o detonador porque según la evidencia no te ha hecho nada. Para aprender a regular tus emociones puedes descargar el E-Book Gratuito Manejo de Emociones.


El último paso es trabajar con psicoterapia de trauma, como EDMR, sobre los eventos traumáticos o perturbadores que generaron ese estado de alerta en el cerebro que no has podido dominar por tus propios medios. 



 

Otros tema que puede ser de tu interés:


 

Accede a

 

Wanda Bennasar

Psicóloga Clínica y Psicoterapeuta Sistémica y de Trauma (EMDR)

Contacto: wbennasar@gmail.com / +507 6679-2006 (Panamá)



Comentários


bottom of page