top of page

Signos de una Infancia con Trauma de Apego

Si tus padres no estuvieron tan presentes o conectados con tus emociones, es posible que tengas una herida de apego (trauma) que te afecta de adulto.


Hasta hace muy poco no había NADA de investigación científica con relación a este tema, todo era teoría… hoy ya sabemos con certeza sobre el Trauma de Apego y hoy te voy a contar qué es, cómo se da y cómo te impacta en tu adultez.


IMPORTANTE: Este escrito no busca de ninguna forma atacar ni condenar a tus padres. Es entender que hicieron lo mejor que pudieron, pero que al ser niños que cargaron trauma pueden haberlo repetido contigo sin intención de lastimarte y las partes de dolor (papás malos) y felicidad (papás buenos) deben existir en tu mente al mismo tiempo.


 

HOY EN 10 MINUTOS O MENOS APRENDERÁS…

  • El Trauma de Apego es generacional - Lo que vivieron tus padres

  • ¿Qué es Trauma de Apego?

  • Ejemplos de Trauma de Apego en la Infancia

  • Impacto de Trauma de Apego en tu Adultez

  • LIBRERÍA: Libro Quién Soy Yo por Psic. Wanda Bennasar

 

EL TRAUMA DE APEGO GENERACIONAL


Empiezo por decirte que si tus padres no estuvieron presentes físicamente, o estaban presentes pero no emocionalmente; son patrones que aprendieron en su infancia de sus propios padres.


Esto significa que ellos hicieron contigo lo mejor que pudieron con las herramientas que tuvieron porque ellos lo vivieron de niños (y en esa época NO había información sobre trauma de apego y muchas conductas disfuncionales y traumáticas estaban normalizadas).


Algunas conductas normalizadas eran que a tu papá o mamá le pudo haber criado otra persona que no eran sus padres (por costumbre, por economía o logística), o que los niños se dejaban llorar toda la noche hasta que se “acostumbraran”.


Hoy ya se sabe que eso generaría trauma de apego y miedo al abandono….

Tómate un minuto para pensar sobre la infancia de tus padres. Si sus padres estaban presenten físicas y emocionalmente, si tuvo dificultades económicas, si sus padres eran sanos como pareja, si sufrió maltrato en casa o el colegio, si su voz fue escuchada y validada, si se sintió amado y parte de su familia, etc.

Si en alguna de estas respuestas (y hay muchas más) ves que pudo haber sufrido, ahí hay un trauma que pudo ser pasado a ti.


¿Por qué lo repiten “si es obvio” que está mal?


Es obvio para ti, ahora. En esta generación. Antes, lo otro era lo habitual.

Además tendría que saber que algo de lo que hizo, no estaba bien, y eso requiere INTROSPECCIÓN (capacidad de mirar mi conducta y mis emociones) y muchas personas aún no han desarrollado esta capacidad o les da mucho miedo o culpa mirar para adentro.


Con lo cual, puede ser que hasta el día de hoy tus padres aún siguen con las mismas conductas que te generaron dolor.. porque no sea dan cuenta y/o no saben cómo hacerlo diferente.


Antes de que salgas con rabia de leer esto, practica la empatía (a pesar de tu dolor), estamos hablando de que tus padres DE NIÑOS sufrieron trauma. Nada de lo que te hicieron fue apropósito.


¿QUÉ ES TRAUMA DE APEGO?


Es una ruptura en el vínculo o relación entre los padres y su hijo(a). Eso puede darse por abuso, negligencia, falta de afecto (desconexión emocional) o falta de atención.


Porque para tener un vínculo cercano y sano los padres tienen que:

  • Tener capacidad de regulación emocional (calmar las emociones).

  • Mentalización - ponerse en la mente de su hijo(a) - pensar lo que piensa, siente o necesita.

  • Escuchar, validar y contener a su hijo(a); a pesar de sus propias emociones.

  • Priorizar las necesidades de su hijo(a) a las de su niño interior (que carga el trauma de lo que no tuvo).

 

Ejemplo de Trauma de Apego en la Infancia:


María es una mujer de 40 años que se siente “abandonada” cada vez que su esposo se va de viaje por trabajo o sale con sus amigos sin ella. Cuando esto pasa se pone muy ansiosa, le reclama al esposo y se generan conflictos de pareja.


Con sus hijos tiene dificultades para tolerar las pataletas, se enoja muy fácil y aunque no quiera termina gritándoles.


En general le cuesta mucha calmarse y pasar el día con sus emociones bajo control.


Pero resulta que María es hija de un padre que era marino y sólo estaba 1 mes al año en casa (se sentía abandonada por una figura masculina) y tenía una madre que además de vivir deprimida por estar sola (sin el esposo) era narcisista (sólo podía ver sus necesidades) y no estaba presente emocionalmente para la hija.


 

En este análisis, notarás que María tiene trauma de apego con sus padres. Papá no estaba pero mamá tampoco (porque estaba deprimida y desconectada de la hija). Entonces no sólo le tocó crecer sola sino que nadie le enseñó a regular sus emociones (por eso le grita a los hijos) y nunca pudo sanar el dolor que le causaron los padres (y lo revive cada vez que el esposo se va).


Signos de una Infancia con Trauma de Apego
Signos de una Infancia con Trauma de Apego



Si hasta aquí este contenido es de valor para ti y quieres trabajar en tu Salud Mental, suscríbete!


IMPACTO DE TRAUMA DE APEGO EN TU ADULTEZ


Hasta aquí seguro ya estás sospechando cómo estos vínculos iniciales podría impactarte ahora.


El trauma de apego con los padres te impacta de la siguiente forma:

  • En el trabajo que elegiste

  • En las personas con las que te relacionas socialmente

  • En la pareja que elegiste (o la gente con la que sales)

  • En tu relación con tus hijos

  • En tu relación con tu jefe y tus compañeros

  • En las decisiones que tomas

  • En la relación actual con tus padres

¿Cómo empezar a resolver?


Como verás esta relación inicial en tu vida IMPACTA TODO.


Para empezar a sanar este vínculo el primer paso es tomar consciencia de que los eventos que viviste no son esperados para un niño(a) y que causaron heridas.


El segundo paso es poder ponerlo en el papel, escribe cómo te sentiste en esos eventos y cómo hoy en día esas emociones (miedo, soledad, abandono, angustia, etc.) están presentes en las relaciones de tu adultez.


El tercer paso es empezar a conectarte con tus emociones (sin omitirlas ni explotar). Es todos los días sentirlas y soltarlas. Lo puedes hacer descargando mi E-Book Gratis para Manejo de Emociones.


 

LIBRERÍA

Adquiere el Libro Quién Soy Yo y comienza tu proceso personal desde casa.

 

Wanda Bennasar

Psicóloga Clínica y Psicoterapeuta Sistémica y de Trauma (EMDR)

Contacto: wbennasar@gmail.com / +507 6679-2006 (Panamá)



Comentários


bottom of page