Vacacionando en Cuarentena

En este momento, enero de 2021, muchas familias a nivel mundial están en periodo de vacaciones escolares pero al mismo tiempo lidiando con cuarentenas y restricciones de movilidad. Definitivamente después de casi un año de escuela en línea y disminución en la actividad física y social muchos niños y adolescentes están agotados y con pocas expectativas de regresar a las clases normales en marzo.


En este momento es fundamental que el equipo parental tenga en mente, el darle prioridad a la salud mental de sus hijos para proveer los recursos y soportes necesarios para protegerlos de futuros impactos. Con lo cual hay que darle una mirada a las opciones de “vacaciones” que estaremos promoviendo en casa para que no terminen siendo dos meses más de juegos interminables en línea, noches de desvelo en la amplia oferta de internet y finalmente retornar a clases virtuales, sin un fin a la vista.



¿Por qué es importante ocuparnos con especial atención de estas vacaciones?


Esta pandemia mundial no solo ha traído problemas económicos, de salud y trabajo, también ha funcionado como punta de lanza para múltiples afecciones de salud mental que están impactando a chicos y grandes.


El encierro, la falta de contacto social, la falta de actividad física, la monotonía, la ansiedad del ambiente, la pérdida de trabajo de las familias, las familias enfermas, los fallecidos, la incertidumbre, y otros factores, han hecho que la población infanto-juvenil sienta y perciba la ansiedad, el peligro y el dolor a su alrededor haciéndolos vulnerables para desarrollar síntomas de ansiedad, de depresión, de fobias, de estrés, entre otros.


Con lo cual los padres o cuidadores pueden ejercer un rol fundamental en la disminución de estos elementos estresores para salvaguardar la salud mental de los niños.


¿Qué puedes hacer?


  1. Entender que lo virtual no debe ser una opción de verano porque muchos volverán a un modelo de clases virtual en marzo y necesitamos reducir el tiempo de pantalla y aumentar su contacto con el mundo real.

  2. Puedes crear un cronograma de veranito -aunque estén en casa- que involucre actividades como arte, deporte, música, películas, robótica, manualidades, cocina, cuenta-cuentos, teatro, juegos de mesa, etc.

  3. En ese cronograma también debes establecer horario de despertarse, de acostarse, de comer y de snacks.

  4. Es importante que las actividades sean divertidas, con instrucciones, con materiales interesantes y adicional agregar una o dos veces por semana actividades sorpresa como guerra de agua, tarde “mexicana”, charadas de familia, búsqueda del tesoro, juegos de competencia familiar -saltos de saco, caminar con el huevo en la cuchara, etc-


Bajo este formato el tiempo de pantalla de tu hijo estará muy reducido y podrá divertirse en casa tanto con tiempo solo como en tiempo en familia y ayudará mucho a mantener una buena salud mental.


Wanda Bennasar

Psicóloga Clínica



8 views0 comments

Recent Posts

See All

Información de contacto:

WhatsApp:(+507) 6679-2006

Email: wbennasar@gmail.com

Panamá, Ciudad de Panamá

  • YouTube
  • Instagram