Perdi un hijo pero segui trabajando

Updated: Oct 26

La historia de una paciente que perdio a un hijo y no pudo detenerse a procesar su duelo



Ayer llegó a consulta una mujer que contó a toda velocidad y con tono desprovisto de afecto sobre la pérdida de su embarazo, contaba que tuvo que volver rápido a su trabajo porque tenía muchas cosas “pendientes” y las responsabilidades de casa y sus otros hijos. Luego siguió narrando lo difícil que era conectarse con sus otros hijos, el motivo de consulta era aprender nuevas estrategias de disciplina positiva, “en este momento como que me siento desconectada y no se que estoy haciendo mal”, me dijo.


Mientras yo pensaba "que dificil...que doloroso..." y me senti muy triste por ella.

Perder un embarazo es perder un hijo. Un bebe, un anhelo, una conexión emocional y un vínculo que va más allá de lo que la ciencia y la medicina pueden explicar. Este dolor no es entendido por los empleadores ni las grandes industrias, por eso no hay espacios para el proceso de duelo, por eso sales del consultorio del ginecólogo y al día siguiente tienes que volver a la “vida normal” porque aparentemente no ha pasado nada. Así tratamos la vida humana.

Claro que esa mujer se siente desconectada de sus otros hijos porque tiene un dolor inmenso por dentro que no ha podido sanar y en medio de un duelo quien tiene la claridad mental y emocional para criar a otros hijos y estar disponible para sus necesidades emocionales. No se podrá conectar de nuevo hasta que sane su dolor.


Es tan importante que le demos espacio al dolor para que salga, para que procesemos la pérdida, para que nos enojemos, para que cuestionemos y para finalmente llegar a un proceso de aceptación sobre la experiencia y extraer los aprendizajes, sin jamás olvidarnos de nuestros hijos aunque no esten fisicamente con nosotros.


¿Y como no los olvidamos?, cuando hablamos de ellos con nuestros otros hijos, cuando guardamos las ecografías y atesoramos pequeños objetos que nos conecten con ellos; así como guardamos recuerdos de nuestros otros hijos.


Si has perdido un bebe y sientes que no has procesado el duelo por este ser que tanto amas, crea los espacios que necesites para sanar la herida. Lo puedes hacer conversando con tu pareja o alguna persona que pueda apoyarte y contenerte sobre lo triste que te sientes porque lo estabas esperando, escribele cartas a tu hijo como una forma de comunicarte, medita, conectate con tu cuerpo y las emociones que se despiertan al pensar en tu bebe y llora… hasta que el dolor pase.


Wanda Bennasar

Psicologa Clinica


4 views

Información de contacto:

WhatsApp:(+507) 6679-2006

Email: wbennasar@gmail.com

  • YouTube
  • Instagram