Search
  • Wanda Bennasar

No quiero ser "el malo de la película"

No quiero ser el malo de la película …

Cuando pensamos en poner límites y disciplinar a nuestros hijos, existe una constante preocupación en muchos padres de no querer ser “el malo de la película”. Muchas veces, el no poder estar en casa el tiempo que nos gustaría o el no poder proveer todas las cosas que nuestros hijos quisieran nos generan sentimientos de culpa y tristeza, con lo cual tratamos de compensar siendo más flexibles y accediendo a la mayor parte de las cosas que piden.


Por otro lado, otro grupo de padres temen lastimar a sus hijos al establecer normas o reglas en casa porque en su infancia lo que recibieron como sistema de disciplina estuvo caracterizado por malos tratos y efectivamente no quieren repetir lo mismo para sus hijos.



Entonces, ¿se deben poner o no límites y reglas en casa?

La respuesta es sí. Los límites generan seguridad, tranquilidad y confianza en los niños y adolescentes. En ciertas etapas de la vida de un hijo como entre los dos y tres años, y luego nuevamente en la adolescencia harán un gran esfuerzo por romper estas reglas que los padres han establecido porque están marcando su autonomía e independencia. Esto es lo esperado y el manejo adecuado de este período logrará ofrecer lo que lo que ellos necesitan (cubrir estas necesidades) y por otro lado, permitir que los padres se adapten a estos cambios.


¿Cómo establecer límites y reglas?

1. El equipo parental debe estar en “la misma página”. Es decir, los padres o cuidadores deben conversar primero sobre lo que esperan y cómo esperan que esto se de en el proceso de crianza.


2. En los primeros cinco años de vida es importante explicar a los niños lo que va a pasar, por cuánto tiempo va a pasar y las consecuencias que tendrá de no cumplir con lo acordado (retirar algo que le guste, por ejemplo).


3. Establecer junto con los hijos (después de los 5 a 6 años) las reglas en casa y diseñar algún método de refuerzos tipo estrellitas o caritas felices para el que las cumple. Las reglas a esta edad pueden ir desde realizar las tareas del colegio, realizar tareas sencillas en casa, etc.


4. En la adolescencia nuevamente es un período para replantear las reglas (por año) para ir poco a poco ofreciendo más libertad, pero de la misma forma pedir más apoyo en casa y compromiso con sus responsabilidades como parte de la familia.


Al establecer las reglas es importante definir las consecuencias esperadas para cuando no se logren los objetivos y al hacerlo de forma conjunta como familia garantiza que todos conozcan las reglas del juego y estén más dispuestos a cumplir con lo establecido ya que ellos formaron parte del proceso de decisión y no fue una imposición parental.


De igual forma el hacer este proceso como familia se modela otras capacidades a desarrollar como comunicación, consenso, escucha de la opinión de otros, respeto a las consecuencias, entre otros.


Wanda Bennasar

Psicóloga Clínica Infanto-Juvenil (c)

Formación en Terapia Familiar

Certificación en Disciplina Positiva


2 views

Para agendar citas:

wbennasar@gmail.com

 

Tel/Whatsapp: 6679-2006

Direccion:

Panama, Ciudad de Panama

Paitilla, RBS Tower,

Piso 8, Ofic 806

  • Instagram Social Icon
Solicitar una Cita