Las mujeres que fallamos en el autocuidado

En múltiples ocasiones, y sobre todo recientemente, las mujeres escuchamos y vemos por diferentes medios mensajes sobre la importancia del autocuidado, el tomarse el tiempo para una misma y poder estar más en calma para encontrar un balance entre los diferentes roles que ocupamos. Pero para muchas mujeres es un proceso constante intentar y fallar en conseguirlo a lo largo de las semanas; entonces, ¿por qué es tan difícil para las mujeres poder autocuidarse?



Las mujeres somos cuidadoras por naturaleza

Nosotras hemos sido criadas para cuidar de otros y con esto se acompaña la expectativa social de que al momento en que alguien necesite algo le damos prioridad a esa persona y si tratamos de hacer algo por nosotras mismas nos sentimos culpables y egoístas. Entonces, vivimos sumergidas en esta batalla de encontrar tiempo para el trabajo, la familia, los amigos, la comunidad y nosotras pero esta última sin culpa, con lo cual sólo sería viable cuando sobre tiempo y suele no sobrar el tiempo.


Cuando estamos muy cansadas es difícil elegir positivamente

Al estar frustrada y cansada con mucha frecuencia tomamos acciones de emergencia para tratar de estar mejor lo más rápido posible como comer dulces para que el azúcar nos haga sentir feliz, ver horas y horas de netflix para dejar de sentir el cansancio, limpiar compulsivamente para sentir que lo hacemos bien, entre otros.


Planear para el auto-cuidado toma tiempo

Si no nos detenemos a armar una agenda y un horario de auto-cuidado para la semana para luego seguir el plan es muy probable que nunca tengamos tiempo para organizarlo porque al final de la noche ya estaremos demasiado cansada de hacer cosas para todo el mundo y nos iremos a dormir pensando que lo haremos mañana.


Batallamos con los sentimientos de culpa y egoísmo

Estas emociones están muy arraigadas en nuestra crianza, son muy fuertes y difíciles de superar. Puedes estar de repente en un momento de calma, tomándote un té y te acuerdas de algo que puedes hacer por tu hija, tu papá o tu esposo y automáticamente aparecen estos sentimientos de culpa y egoísmo por haberte detenido unos minutos a descansar.


¿Cómo romper este ciclo?


La definición de auto-cuidado se relaciona con todas aquellas acciones que tomamos de forma intencional para nuestro bienestar y nuestra felicidad.


El auto-cuidado implica desde expresar la opinión de uno mismo, ser quien eres de verdad, hasta tomar tiempo de descanso, hacer actividades por placer, sacar tiempo para estar con las personas que queremos, etc.

El hábito de cuidarse a uno mismo es una práctica recurrente que se va estableciendo en el tiempo y con la constancia y se inicia con sólo incluir 1 cosa al día que puedas hacer de forma diaria, por ejemplo: todas las mañanas antes de que mis hijos se despierten hago 15 minutos de meditación o me tomo una taza de café en silencio.


Si la evidencia científica establece que después de 21 días seguidos cualquier acción que tomemos se convierte en hábito al empezar con acciones pequeñas, 1 a la vez, podremos ir expandiendo las diferentes acciones de autocuidado que queremos incorporar en nuestras vidas.



Wanda Bennasar

Psicologa Clinica

Información de contacto:

WhatsApp:(+507) 6679-2006

Email: wbennasar@gmail.com

  • YouTube
  • Instagram