¿Las madres nacen o se hacen?

Analicemos el mito mas antiguo de la historia, con una mirada desde el siglo XXI en nuestra cultura lationamericana.



El secreto mejor guardado del mundo es que ser mamá es difícil. Es mal visto socialmente que una mujer diga que no soporta a su hijo, que quiere continuar con su carrera, que no tiene tiempo para sí misma, que está totalmente cansada todo el tiempo, que no puede sola… y muchas otras cosas más (y ni hablar de sentirse ansiosa o deprimida).


En las películas vemos imágenes de partos felices y sonrientes pero por otro lado existe la violencia obstétrica en casi todos los países del mundo pero de eso no se habla, también nos muestran madres radiantes dando pecho a sus hijos pero por otro lado no hablan de pecho plano, pecho invertido, de brotes de crecimiento, de presión social y de compañías de alimentos dándole viajes a los pediatras a cambio de recomendar sus fórmulas en lata. En las películas vemos madres con delantal haciendo galletitas para el snack de los hijos, llevándolos al colegio y cenando en familia pero no te muestran que trabaja más de 12 horas al día ocupandose de la casa y la familia, que no tiene tiempo para si misma y que su vida social se limita a los cumpleanos a los que invitan a sus hijos.


Las “buenas madres” son héroes que ocupan un rol de cuidado del otro por la mayor parte de su vida sin recibir los méritos necesarios. Son mujeres que pasan su día pensando en que otros estén bien, que invierten su tiempo en hacer cosas por los demás aunque eso a veces implica ser negligente hacia su autocuidado. Son mujeres que “dejan la camiseta en la cancha” para que sus hijos sean felices y en el camino deben soportar el lugar degradante que pueda ofrecer la sociedad con frases como “eso no es un trabajo”, “todas las mujeres están hechas para eso”, “tu tienes las tetas, yo lo haria pero no le puedo dar de comer”, etc.


Con lo cual no, las madres no nacen, se hacen en el tiempo y con la experiencia. Pero, definitivamente el proceso podría ser mucho más sano si empezamos a hablar desde la verdad, desde cómo se siente y no desde lo que Hollywood propone.


¿Cómo podemos tener madres más sanas?


La salud mental en este proceso de maternidad es fundamental para garantizar la salud emocional y mental del resto de los integrantes de la familia. Algunas estrategias para conseguir eso son:

  • Rodearse de una comunidad de madres que apoye sus deseos e intereses como pueden ser madres que hagan colecho, que hayan hecho parto en casa/agua/sin anestesia, madres que den pecho, madres que hagan educación en casa (homeschooling), madres que crían con disciplina positiva, entre otros.

  • Educarse. Ver videos o leer libros sobre la forma en la que siente que es correcto educar, criar y ser madre.

  • Abrir espacios para sí misma como persona (porque no solo es mamá). Tener tiempo para el autocuidado, el trabajo, los intereses personales, el tiempo de pareja, etc.

  • Darse porras por su trabajo y tirar la culpa a la basura!



Wanda Bennasar

Psicologa Clinica

0 views

Información de contacto:

WhatsApp:(+507) 6679-2006

Email: wbennasar@gmail.com

  • YouTube
  • Instagram