Cuando las mujeres se ahogan

Updated: Oct 26

Hablemos de equidad, sociedad y lo que le pasan a las mujeres en Latinoamerica.




En este siglo de avances tecnológicos, de carreras profesionales, de perseguir el dinero y los títulos como forma de aprobación y éxito social, la mujer ha quedado sumida en ocupar tantos roles como dedos tenemos.


Sin darnos cuenta y a la velocidad de una vorágine la mujer pasó de ser esposa y ama de casa, a ser esposa, ama de casa, profesional, tutora, chofer, mandadera, enfermera, anfitriona de reuniones, organizadora de eventos, compradora profesional, entre otras.


Ahora bien, desde el punto de vista de la equidad, efectivamente el hecho de que la mujer pudiera desarrollarse profesionalmente y perseguir sus interes intelectuales es más que positivo pero pareciera que el balance se perdió en el camino, en donde se espera que todas esas funciones las desarrolle a tiempo completo y ni hablar de las sociedades en las que las parejas o la familia extendida no la apoya porque “es su trabajo”.

¿Cómo se sienten las mujeres de este siglo? Ahogadas


Ahogadas porque no pueden hablar de lo que les pasa porque si se quejan son tildadas por otros (incluyendo otras mujeres) de “malas madres”, “malas esposas”, “poco profesionales” y un sin fin de otros descalificativos que la empujan a guardar silencio y sufrir en soledad la catástrofe que trajo la supuesta era moderna.


Las mujeres inundan los consultorios psicológicos buscando refugio y respuestas para encontrarse a sí mismas, porque ya no saben quienes son, para hablar con alguien que les provea apoyo incondicional sin recibir reproches y críticas y que las ayuden a manejar la ansiedad y la depresión con la que conviven.


¿Cómo empezamos a encontrar respuestas?


Si eres una mujer que se siente así o conoces a alguna que quisieras ayudar, el proceso comienza por generar el espacio para el autodescubrimiento y poder contestar en el tiempo la pregunta de ¿quién soy yo realmente? (no lo que me dijeron que era o debía hacer). Estos espacios se refieren a tiempo personal para el autocuidado, tiempo para pensar, para escribir, para pintar, para leer, para reflexionar y para conectarse con una misma.


Este proceso puede tener diversas duraciones dependiendo de cada mujer y desembocará en múltiples ideas y expresiones de una misma en el papel, en el cuadro o en la mente y empezará a dar luces de los cambios que deberá hacer para volver al camino original. Otras preguntas que ayudarán a reflexionar pueden ser: ¿Quién era esa niña en un inicio?, ¿con que soñaba?, ¿que quisiera hacer la mujer con su tiempo?, ¿cuáles son las prioridades de su vida? ¿que necesita cambiar?


Información de contacto:

WhatsApp:(+507) 6679-2006

Email: wbennasar@gmail.com

  • YouTube
  • Instagram